Los resultados de los últimos estudios de cuatro encuestadoras coinciden en que el porcentaje de aceptación del presidente Lenín Moreno se mantiene alto. El 31 de agosto del 2017 cumplirá 100 días en el poder.

El llamado al diálogo con todas las fuerzas políticas ha influido de forma positiva, según Santiago Cuesta, director de CMS. La firma consultó a 19 536 personas en las 24 provincias, entre el 1 y el 6 de agosto. Además del diálogo, el estilo de comunicación del Jefe de Estado (no confrontativo) es bien visto por los consultados.

Cuesta resalta que en los discursos del oficialismo ya no hay insultos o descalificaciones. Una de las preguntas que se incluyó en el sondeo fue sobre a quién considera como rival político de Moreno. El director de CMS dice que le sorprendió que la respuesta mayoritaria haya sido: nadie. El 79,14% de los consultados considera que no existe, a la vista, un antagonista político.

El resto de personas contestó que es el expresidente Rafael Correa el principal crítico con la gestión de Moreno. Movimientos políticos que hicieron oposición al Gobierno anterior ahora apoyan a Moreno. El sábado pasado, Alianza País rechazó en un comunicado público el uso de la imagen del Mandatario por otras organizaciones políticas.

Esto luego de que en un perfil de Facebook se promocionara una pancarta en la que se mira a Moreno y a Gustavo Larrea, dirigente del movimiento Democracia Sí, con la leyenda “Lenín es Democracia Sí. Comienza el futuro”. Víctor Hugo Aguirre, coordinador de Democracia Sí en Guayas, aclaró que esa cuenta no es oficial del Movimiento.

Además, dijo que pese al apoyo público que han dado a Moreno no han utilizado ni utilizarán su imagen. La encuestadora Perfiles de Opinión también hizo un estudio en Quito, Guayaquil y Cuenca, entre el 8 y el 9 de agosto. Se aplicaron 936 entrevistas. En la metodología se definieron cuatro opciones de respuesta sobre la gestión realizada por Moreno: muy buena, buena, mala y muy mala. El 84% apoya las medidas adoptadas por Moreno, según Paulina Recalde, directora de esta firma. Ella añade que a más del combate a la corrupción y el llamado al diálogo, los números favorables se dan por la expectativa que siempre genera un cambio de Gobierno.

La empresa Cedatos identificó una popularidad al alza desde que Moreno ganó las elecciones y se posesionó. Su gestión tiene mayor aceptación y contó con una aprobación del 66% en mayo. Un mes después pasó a un 70,3%.

En julio pasado fue de un 76% y de 76,5% el 15 de agosto. La última muestra fue de 2 120 casos, en 16 ciudades, entre el 4 y el 15 de agosto. La cuarta firma que coincide con los réditos logrados por el Primer Mandatario es Market. Su director, Blasco Peñaherrera, explica que los números positivos son el resultado de una serie de acciones políticas “muy inteligentes” que se enfocaron en posicionar el combate a la corrupción, precisamente en momentos en que los casos que se investigan a escala nacional e internacional entraron en el debate público.

Peñaherrera agrega que, en contraposición, el compañero de fórmula de Moreno, el vicepresidente Jorge Glas, no ha podido cosechar réditos entre la población. Las acusaciones de actores de oposición en contra del Segundo Mandatario y los señalamientos en casos de corrupción que se investigan actualmente han mermado su imagen. Las cuatro encuestadoras coinciden en un desplome de la aceptación a su gestión. Perfiles de Opinión presenta los números más favorables con el 24% de encuestados que la califican de buena y muy buena.

La situación económica del país es algo que preocupa a los ecuatorianos. Hay una expectativa sobre las medidas que el Gobierno adoptará para cumplir sus compromisos de campaña.

Las cifras que hasta ahora tiene el Presidente le dan un capital político importante para poder impulsarlas, pero el mantenerlo dependerá de su impacto en la población, según las encuestadoras.

En contexto ​ El presidente Lenín Moreno está próximo a cumplir 100 días en el cargo. Este período se ha visto matizado por la crisis interna que vive el oficialismo por el cambio de estilo de su Gobierno. Sin embargo, la percepción de la gente sobre su gestión es positiva.

Fuente: El Comercio

Entradas Relacionadas